lunes, 24 de noviembre de 2014

Todo puede pasar

Si bien pareciera historia vieja, lo cierto es que hace menos de 24 horas el Torneo Transición cambió de puntero. La victoria de Racing como local destronó a River y lo dejó al borde del precipicio.
Por otro lado Lanús, que había perdido de manera contundente con Independiente, recobró la memoria y derrotó a un opaco Gimnasia y Esgrima de La Plata y se probó las ropas de puntero por unas horas.
 El Rojo fracasó contra un Boca inspirado y dejó en la Bombonera casi todas sus chances de ser el nuevo campeón.
Si bien una mitad de Avellaneda ya festeja y compra cotillón no está todo dicho, si bien La Academia depende de si mismo son varias las opciones que lo pueden dejar con las manos vacías.
El domingo próximo Racing podría coronarse campeón tras 14 años de sequía, para ello debe ganarle a Rosario Central y esperar que River y Lanús no ganen sus partidos ante Banfield y Boca respectivamente.
Respecto de los escoltas Lanús y River, ambos con 33 puntos, deben ganar sí o sí sus partidos y esperar que Racing empate o pierda en Rosario para mantener vivas sus expectativas de dar una vuelta olímpica.
Independiente y Boca solo pueden esperar un milagro, los dos equipos tienen 30 unidades y es muy difícil que puedan levantar la copa, deben esperar a que Racing pierda ambos partidos y que Lanús y River no saquen 4 puntos.
Respecto de un empate en puntos entre los tres que mas puntos sacaron, la AFA decidirá por la cantidad de puntos que hayan sacado en los partidos que los enfrentaron entre sí, es decir, sumará cuantos puntos sacó Lanús de sus enfrentamientos con River y Racing, lo propio hará con los de Nuñez y con la Academia.
Habrá que estar alerta a los encuentros que se jugarán el domingo, esta definición no es apta para cardíacos.

Milito festeja el gol ante River. Foto: Ole.com

viernes, 24 de octubre de 2014

¿Volvió la mística copera?

Como hacía mucho tiempo no sucedía, un día retornó la mística boquense en la calurosa Luque.
Cuando Boca parecía rendido y cuando los paraguayos mostraban lo aguerrido que eran, Agustín Orión relució, evocó a Oscar Córdoba y al Pato Abondanzieri para sacar al club del profundo pozo que hubiera significado quedarse afuera de la Copa Sudamericana.

La serie de penales fue para el infarto, y comenzó a ponerse fea cuando el “Chiqui” Pérez pateó el segundo tiro y se lo atajó Franco, la suerte hizo que Irala mandara su penal a la tribuna y cuando el visitante parecía acomodarse, fue Colazo anunció demasiado su ejecución y convirtió nuevamente en héroe al arquero paraguayo.

Allí comenzó a aparecer la figura del arquero xeneixe, demostró que no estaba dispuesto a su club se fuera con las manos vacías y tapó el penal de Irrazabal. Empezó la serie 1 por 1, fue Orión y con confianza metió el 4-3, y con la confianza mas alta que nunca, desvió hacia arriba el remate de Aquino y comenzó la locura, Boca volvía a ser Boca y se comenzó a reencontrar con parte de la historia que lo hizo grande.
El trámite del partido mas allá de la infartante serie fue casi todo del visitante, comenzó proponiendo aunque de manera displicente y se confió en que Capiatá iba a desanimarse pronto, cosa que, al menos, en el primer tiempo nunca pasó. Ni bien empezó el juego, Meli estrelló un tiro en el travesaño e hizo paralizar los corazones de los hinchas guaraníes y boqueases que coparon el Estadio.
Comenzó la segunda parte y a sabiendas que tenían solo 45 minutos de vida, el equipo del Vasco salió a buscar el todo por el todo y lo primero que consiguió fue dejar a los locales con uno menos, Velásquez se pasó de revoluciones y tuvo que irse a las duchas con llanto en sus ojos. A los 10 minutos luego de varios centros, la pelota quedó varada en el medio del área y Jonathan Calleri, con olfato de goleador, la empujó al fondo y aseguró el acceso a los penales.

Luego todo fue un monólogo de Boca, con mas empuje que ideas el DT mandó toda la ofensiva a la cancha e hizo entrar al “Puma” Gigliotti y a Luciano Acosta pero no fueron decisivos en el trámite del juego.

Sonó el pitazo final y la historia es la que todos pudieron ver y sufrir, la Ribera tiene nuevamente una figura que aparece en las difíciles, una entrega que hace mucho no se veía y si bien está a años luz de lo que consiguieron con el Virrey, ganas de soñar no le faltan.


martes, 21 de octubre de 2014

No se quiebra ni se dobla

Luego de 12 años de llantos, sufrimientos y luchas, finalmente los fieles hinchas de Ferrocarril Oeste pudieron festejar el levantamiento de la quiebra que aquejó al club durante más de una década.
Casi como si fuera un campeonato, una multitud salió a desfilar y festejar por la emblemática Avenida Rivadavia que su batalla había llegado al fin y con un fin feliz.
Todo comenzó un 20 de diciembre de 2002 cuando producto de una sucesión de malas administraciones, la crisis del país y malvender sus recursos, Ferro fue decretado en quiebra.
Al comenzar del proceso se ofrecieron varias soluciones como por ejemplo vender parte de los terrenos que forman parte del club, sin embargo sus persistentes socios se negaron rotundamente y gracias a sus aportes económicos lograron saldar la deuda por un monto menor que el inicial.
El proceso por el que atravesó la entidad no fue el único en su especie, en la misma época se decretó la quiebra de Racing y de Chaco For Ever, quienes también pasaron largos años en la misma situación judicial.
Si bien ayer se celebró en las calles, todavía resta que la juez que entiende en la causa, Margarita Braga, finalice con algunos detalles, autorice al club a llamar a elecciones y así finalizar con el último Órgano Fiduciario que administró la institución.

Es el merecido cierre de una etapa para el emblemático de Caballito que a fuerza de voluntad de quienes lo componen y que respetaron su historia, puede volver a ser de quiénes nunca dejó de ser...sus socios.
Fuente: Olé

jueves, 16 de octubre de 2014

Se larga la temporada de Voley 2014/15

Luego de una prolongada pausa que incluyó la World League y el Campeonato Mundial en Polonia, la Asociación de Clubes de la Liga Argentina de Voley comienza hoy su temporada oficial a las 21:30 cuando se enfrenten el local, Gigantes del Sur y el multicampeón, UPCN de San Juan.
El partido de hoy será la inauguración de la Copa Aclav, previa al inicio de la liga, en la que el equipo visitante defiende su bicampeonato.
De la partida serán 10 equipos: UPCN, Gigantes, Bolivar, Pilar, Boca, Lomas, Ciudad, Obras, UNTREF y Formosa. El torneo estará dividido en dos zonas de cinco equipo, los dos primeros ganadores de cada zona se enfrentarán entre si en un Final Four.
Este año comienza con la baja de dos equipos de peso como Sarmiento de Chaco y Puerto San Martín de Santa Fe, ambos confirmaron su ausencia por falta de presupuesto en el armado de los planteles, uno de los reemplazos será Pilar Voley ascendido de la A2.
Respecto a los refuerzos quien mejor lo hizo fue Bolivar Voley, el equipo de Tinelli comenzó a armar su plantel con  Javier Weber, quien tras un año sin dirigir en el país, volvió tentado por el conductor. En cuanto a jugadores los celestes trajeron a: Axel Jacobsen, Junior, el central de la selección Pablo Crer, Nicolás Bruno, el excelente líbero Alexis González, Matías Sánchez y los extranjeros Thiago junto con el cubano Yadier Sanchez y como juvenil incorporó a Bruno Lima.
UPCN intentó y logró, mantener la base del equipo campéon por lo que  confirmó a su capitán, Demian González, Javier Filardi, Martín Ramos, su excelente líbero Sebastián Garrocq, Gustavo Molina entre sus principales figuras y como refuerzos a Pablo Bengolea y como central a Ualas Martins.
Por otro lado la sorpresa de la liga, Lomas Voley, apostó por el armador Sebastián Firpo, el central Gustavo Porporatto como sus nombres mas rutilantes.

Es cuestión de esperar que la pelota este en el aire para ver que nos deparará una nueva competencia en el creciente
voley argentino.

lunes, 6 de octubre de 2014

Mas que un problema de Vigliano, un problema de formación de árbitros

El superclásico dejó mucha tela para cortar y no precisamente por el juego sino mas bien por el desempeño del árbitro principal Mauro Vigliano.
Pero el problema no es de este partido exclusivamente, en el superclásico anterior el famoso “Pitanazo”, hizo que los dirigentes de Boca pusieron el grito en el cielo para que no les tocará nuevamente el mismo juez. Paralelamente, del lado de Nuñez protestaron para que Delfino no sea quien los dirija.
Mas allá del pésimo arbitraje de ayer por la tarde, que empezó con la decisión de jugar el encuentro pese a que la pelota no rodaba y no favoreció ni al juego ni a los espectadores, el problema del referato argentino va mas allá de este acontecimiento en particular.
El fútbol argentino sufre desde hace un par de temporadas una crisis arbitral que tiene mas que ver con la formación que con la elección para tal o cual partido.
Desde que Elizondo primero y Baldazi después se retiraron, el fútbol local no contó un referí que sea respetado en el ámbito doméstico y en el internacional.
La buena actuación de Néstor Pitana en la Copa Mundial en Brasil 2014 no fue suficiente para coronarse como el mejor pito argentino y todavía sigue preso de sus polémicas actuaciones.
El garrafal error cometido ayer con el penal inexistente y el mal aplicado “último recurso” que significó roja directa a Gago, no hizo mas que dejar al desnudo las falencias que sufren todas las ternas  en el fútbol argentino.

Será un desafío para el próximo presidente de la AFA poder recuperar el prestigio que el apuro por dirigir en Primera División parece haberles hecho perder.

sábado, 27 de septiembre de 2014

Camino a la gloria...o camino a ganar el superclásico

A 8 días del partido que paraliza todo el país, también considerado uno de los espectáculos que hay que ver antes de morir, el River-Boca ya ocupa los principales análisis del mundo deportivo.
Al margen de todo el circo que genera un encuentro como este, hay que ver como llega cada equipo y que significaría de aquí a que finalice el año el resultado final para cada uno.
River, está puntero y en un nivel superlativo, y hoy está consolidado, por lejos, como el mejor equipo de la Argentina. Si bien viene de perder dos puntos con Arsenal, sacó una buena ventaja respecto de sus inmediatos perseguidores y a Boca le sacó, nada mas y nada menos, que 10 puntos y junto con Newell´s es el único invicto del torneo.
Sin embargo en la última semana perdió a su número 5, con el que ya no podrá contar en lo que resta del año, la lesión de Kranevitter resintió en algo el funcionamiento del conjunto, pero el DT logró equilibrar las cosas con el ingreso de Ponzio. Otro problema que se le asoma a los millonarios es la posible ida de Ramiro Funes Mori a la gira asiática con la selección, y si se podría pensar en Eder Alvarez Balanta como un reemplazo, este también podría irse de gira con Colombia.
Con respecto a Boca, la  derrota, en 35 minutos, con Racing hizo perder en algo la levantada del equipo. Arruabuarrena optó por pedirle a sus jugadores que eviten a la prensa y que no se expongan, teniendo en cuenta que hace poco hubo conflicto en puerta tras las declaraciones de Gigliotti, que no se mostró muy contento por ir al banco.
Respecto del equipo titular, en el partido con la Academia se sintió la ausencia del Cata Diaz, quien tiene un trecho mas de recuperación y que además su reemplazo, Forlín, también se haya resentido de su lesión, aunque con mucho esfuerzo a lo mejor llega para el Super.
Esta semana, el Vasco se mostró sincero y expresó que al torneo lo ven lejos y que apuntarán en mayor medida a la Sudamericana, pero no está todo dicho.
En fin, si el domingo 5 de octubre gana River, significará  la mitad del torneo adentro y estirar su supremacía bien ganada. Si gana Boca significará tanto para los hinchas como para Arruabarrena tener el semestre salvado luego de tantas penurias y poder recuperarse del último superclásico en que perdieron ante toda su hinchada.
Solo resta esperar que sean las 17:15 del domingo 5 de octubre y que la pelota comience a rodar.

domingo, 21 de septiembre de 2014

El Sur también existe

Y al final de una tarde que parecía gloriosa desde la llegada de Arruabarrena, Boca pagó caro la pérdida de la pelota en la mitad de la cancha y el espacio entre sus defensores, y terminó por empatar con el alicaído Banfield que sumaba 4 derrotas al hilo, incluido el clásico con Lanús.
Pero si bien este es el fin de la historia, el desarrollo se encargó de confirmar que el empate fue lo mas justo para el partido que se jugó en el Florencio Sola.
Banfield presionó hasta donde pudo y se vio castigado por la famosa "ley del ex"cuando Andrés Chavez clavó el 0-1, ante la atenta mirada de todo el estadio que no podía creer la mala suerte de su equipo ya que el ex jugador del taladro no estuvo en el once inicial y entró por el "Burrito" Martinez.
Pero a pesar de que los tres puntos se iban nuevamente para la Boca, los xeneixes fueron víctimas de su comodidad y renunciaron a atacar, entonces el conjunto de Almeida fue con el poco resto que le quedaba y con mas orgullo que ideas a evitar salir perdiendo nuevamente. Fue así que después de varias atajadas de Orión y cuando el partido se moría, una distracción de Castellani sumado a la falta de reacción de Echeverría, dejó solo al pibe Terzaghi que definió abajo, esquinado y lejos de las posibilidades del 1 de la Ribera para el delirio de toda la cancha y el desahogo de su entrenador.
En síntesis, el equipo del Vasco revivió aquellos viejos fantasmas de distracciones defensivas y por su lado Banfield logró frenar a este nuevo Boca y demostró que por ahora el Sur también existe.